Sobre mí

Quién soy

¡Hola! Me llamo Lilia y mi pasión es el entrenamiento de la fuerza.

Soy entrenadora personal y mi objetivo es ayudarte a mejorar tu aspecto físico y tu salud mediante el entrenamiento y la alimentación.

Soy realista, directa, trabajadora, muy harta de los mitos que plagan el mundo del fitness, amante del equilibrio y del sentido común, con mente abierta y espíritu crítico.

No creo en los extremos ni en las verdades absolutas. Tampoco creo en vendedores de humo, charlatanes ni fórmulas mágicas. Creo en la paciencia, el esfuerzo diario y la disciplina.

Vivo en Terrassa (Barcelona), aunque trabajo con personas de todo el mundo de forma online.

Quiero ayudarte a alcanzar tus objetivos, ahorrándote tiempo y errores por el camino. 

¿Qué puedes esperar de mí?

Ante todo, información rigurosa y veraz, basada en la ciencia y en mi propia experiencia. Valoro mucho mi formación y cada año invierto mucho tiempo y dinero en actualizar y ampliar mis conocimientos.

Te proporcionaré las herramientas más eficaces para que puedas lograr los resultados que buscas de la mejor forma posible. Te ayudaré a acortar el camino, a evitar rodeos y a centrarte en las cosas que realmente funcionan.

Sin embargo, debes tener claro que tú tendrás que poner el esfuerzo, la disciplina y la paciencia. Sin esos ingredientes, nada de lo que yo te pueda enseñar surtirá efecto. Yo conozco los métodos, pero los resultados dependen de ti.

Lo único que te puedo garantizar, si decides trabajar conmigo y depositar tu confianza en mí, es que haré todo lo que esté en mi mano para que logres alcanzar tus objetivos.

Formación

Entrenadora personal certificada por la National Strength and Conditioning Association (NSCA)

Certificado de Formación Continua en Entrenamiento, Nutrición, Lesiones y Psicología por la NSCA

Titulada en el Certificado de Entrenador Powerexplosive

Titulada en Fisiología Humana por la Duke University

Formación autodidacta continua con libros, artículos científicos, congresos y seminarios

Y sigo aprendiendo cada año porque cuando crees que lo sabes todo, empiezas a quedarte atrás